Manuel Fernández Ferro, salesiano presbítero

El profesor en el internado salesiano de Málaga, sección estudiantes, don Manuel Fernández Ferro, nació en Paradiñas, Orense, el 30 de mayo de 1898. Con 16 años hizo su aspirando en las casas salesianas de Écija (Sevilla) y Cádiz y luego ingresó en el noviciado salesiano de San José del Valle (Cádiz), consagrándose al Señor con la profesión religiosa en 1920. En la casa de la Trinidad-Sevilla (1920-1925) hace los dos cursos de filosofía y después el trienio de prácticas pedagógicas. Fue ordenado presbítero en El Campello (Alicante) en 1928, una vez que hubo terminado allí mismo los estudios teológicos. Tras un año de apostolado educativo pastoral en la casa de Córdoba, fue destinado a las escuelas profesionales salesianas de Málaga. Allí estaba cuando sufrió la persecución por odio a la fe hasta la entrega de su vida.

Después de salir de la prisión el 23 de julio, don Manuel Fernández y don Francisco Míguez se refugiaron en el hotel Imperio, acogidos por el propietario don Francisco Cabello. Allí vio don Manuel con profunda pena cómo se llevaban a don Francisco para asesinarlo el 15 de agosto, conociendo, un día después, los detalles de su trágica muerte. Comprendiendo entonces don Manuel  que sus horas estaban contadas, se despidió de su familia con una preciosa carta: “Me parece que éstas serán mis últimas líneas....No tengáis pena por mí; muero contento por la Religión y por España”, escribió.

Durante unos cuantos días más, don Manuel esperó la muerte. A las 11 de la noche del 24 de agosto fue sacado del hotel en compañía del dueño del mismo, de dos religiosos agustinos y un sacerdote del seminario diocesano. Todos fueron asesinados junto a las tapias del cementerio de San Rafael en la madrugada del día 25 de agosto.