Xavier Bordas Piferrer, estudiante de filosofía

Nació en Sant Pol de Mar, provincia de Barcelona y diócesis de Girona, el 24 de septiembre de 1914. Alumno interno en el colegio salesiano de Mataró, profesó como salesiano en 1932. Al año siguiente, inició en la Pontifica Universidad Gregoriana de Roma los estudios de licenciatura en filo­sofía, que concluyó al inicio del verano de 1936.

 Permaneció en la casa salesiana de Sarria hasta el martes 21 de julio. Luego se refugió en la de don José Pedro Campón (Barcelona, calle del Oro, 46), muy amigo de los Bordas.

 A los pocos días, el jueves 23 por la tarde, se le ocurrió llegarse hasta el barrio de Horta, a la casa llamada «de Fusta» una pequeña finca que sus padres poseían entre las carreteras del Valle Hebrón y de la Rabasada, jun­to al antiguo orfelinato Ribas. Según su hermano Mariano, quería ver «si en ella podrían refugiarse algunos salesianos». Xavier quedó allí para siempre. Muy probablemente, le denunció alguno de los colonos. Desde ese mismo día, la estrecha y apartada carretera del Valle Hebrón se había convertido en un lugar fatídico, donde, para los condenados, finalizaba «el paseíto».

El miércoles 29 se dio con la fotografía de su cadáver en el Hospital Clí­nico de Barcelona.