Miquel Domingo Cendra, estudiante de teología

Nacido en Cascres, provincia de Tarragona y diócesis de Tortosa, el 10 de marzo de 1909. Como el pueblo era bastante indiferente en mate­ria de religión, la madre María Eugenia Cendra, con el fin de asegurar una buena educación cristiana para su hijo, lo llevó a los salesianos de El Campello (Alicante). Allí comenzó a despuntar la vocación salesiana de Miquel. Profesión religiosa en 1928 y, a continuación, estudios y activi­dades propias de la vida salesiana. Don José Enscñat Daura lo describe como un hombre «simple, humilde y trabajador». En 1934, inicia los estudios de teología en Madrid-Carabanchel Alto. Acabado el segundo curso, se encuentra en Barcelona-Sarria, dispuesto a participar en los tra­bajos típicos del verano. Fue entonces cuando le sorprendió la revolución de julio.

Como los demás salesianos, hubo de pensar en una casa donde hospedarse. Pensó en acudir a la de unos parientes lejanos, los señores Rubiola. Mientras tanto, se encontró con el joven salesiano Nemesio Delgado Cas­tañeda, quien, por ser estudiante en Turín y no conocer la ciudad de Bar­celona, andaba totalmente desorientado, sin saber a dónde acudir. Miquel se brindó a ayudarle y le condujo a casa de los señores Rubiola. Un gesto elegante de compañerismo. Allí permanecieron los dos por espacio de una semana. Después, para no causar más molestias, tuvieron que buscar otra solución.

Miquel se dirigió a Caseres, su pueblo. Se detuvo en Arenys de Lledó, para saludar a unos tíos paternos. Era el 11 de agosto. El Comité del lugar lo reconoció y, por ser religioso, lo detuvo. Los milicianos, armados, le acompañaron a casa de sus padres, en Caseres. Eran las 10 de la noche. «Yo me eché a llorar —declara la madre, Maria Eugenia Cendra Alhajes—, y dije a mi hijo que ya no le vería nunca más. Pero él me contestó: 'Madre, no llores, que éstos son unos amigos, y no me pasará nada'». A partir de este momento, sólo se sabe, de cierto, que lo mataron al día siguiente, 12 de agosto. Según su madre, lo asesinaron entre Horta de Sant Joan y Prat de Comte (Tarragona).