Josep Batalla Parramón, salesiano presbítero

Nació en Abella de la Conca, provincia de Lleida y diócesis de la Seu d'Urgell, el 15 de enero de 1873, en el seno de una familia numerosa y pobre. A los 20 años, profesa como salesiano en Sarria y en 1900 recibe el presbiterado. Después de nueve años, comienza a actuar como confesor y enfermero en la gran casa de Barcelona-Sarria. No se apartará de esta enfer­mería durante 27 años, es decir, hasta julio de 1936. Hacía de buen samaritano para con todos: educadores, educandos y personal auxiliar. Mariano Laborda Gracia le describe con una expresión gráfica: «parecía San Juan de Dios».

Desde la revolución de julio del 36, su vida estuvo particularmente uni­da a la del señor Josep Rabasa.